Páginas

miércoles, 5 de julio de 2017

Para empezar a meditar

La idea de este post es compartir con ustedes algunas cuestiones que se han presentado en mi experiencia personal con la meditación y cositas que me han ayudado. Cada uno hace su propio camino, lo ideal es buscar y buscar hasta encontrar las técnicas que ayuden a cada quien a conectar mejor.



¿Para qué meditar?
Meditar es estar aquí y ahora. Sin pasado, sin futuro, sin recuerdos, sin preocupaciones, sin la carga que traigo , sin todo eso que tengo que hacer después. Estar.
La meditación tiene infinitos beneficios para la salud física, mental y emocional. Nos ayuda a calmar el ruido mental, para poder conectarnos con nosotros mismos. Sirve, sobre todo, para ver y aceptar la vida tal cual es, con su cambio constante, llena de cuestiones que nos agradan y de otras tantas que no… y seguir adelante.
Meditar nos ayuda a despejar el terreno para poder mirar realmente hacia adentro, para descubrir nuestros puntos más profundos a trabajar e intentar comprender qué sentimos, quienes somos realmente.

Antes de empezar
En primerísimo primer lugar debemos eliminar toda expectativa, mito, experiencia de otros que hayamos escuchado. La meditación puede despertar innumerables sensaciones en el cuerpo, la mente y las emociones. Meditar nada tiene que ver con poner la mente en blanco, ni con levitar, ni con convertirse en vidente. No hay que ser monje budista, ni crudivegano, ni practicar el celibato para poder meditar, cualquier persona puede hacerlo.
La mente en blanco no existe. La mente no para nunca, lo que buscamos es reducir lo que yo llamo “capas de pensamiento simultáneo” al mínimo posible. Lo ideal es poder concentrarnos en una sola cosa, que puede ser la respiración, un mantra, un color. Seguirán apareciendo pensamientos pero procuraremos dejarlos pasar, sin aferrarnos a ellos.
¡Date tiempo! Al principio meditar parece una tarea imposible, pero insistiendo, practicando, se va volviendo más fácil. Cada meditación es un desafío nuevo con nuestra propia mente, ¡a no desanimarse!, yo creo que el mismísimo acto de entregarse un rato a batallar con la propia mente rebelde, ya es meditar!
No existe un momento ideal para meditar, siempre habrá algo que nos invite a distraernos: ruidos, sensaciones de frío o calor, picazón, o incluso recuerdos o alucinaciones increíbles que la mente despliega para desconcentrarnos de nuestra tarea.  Con la práctica se va afinando la concentración!  Y es en ese trayecto que aprendemos a aceptar la vida tal y como es)


Práctica:
Aclaro que esta es una técnica muy muy sencilla para comenzar, que no requiere de conocimientos profundos de filosofía oriental, ni religión, ni yoga siquiera.
1.        Buscá un lugar apropiado
Es recomendable, sobre todo para empezar, hacerlo en un lugar donde te sientas seguro y contenido, como tu casa o una sala de meditación. Personalmente no recomiendo hacerlo al aire libre porque hay mayor exposición a estímulos de todo tipo y se activa un estado de alerta que por más leve que sea, no ayuda a que nos podamos entregar a la práctica.
No necesitás nada más que a vos mismo. Si querés podés agregar sonidos, sahumerios, pero son complementos, no son indispensables. Si no te gusta meditar solo, podés buscar un grupo de meditación.

2.      ¡Desconectate!
Apagá el celular y cualquier aparato que pueda sonar, vibrar o distraerte. Si temés que se te pase la hora podés poner una alarma suave, que no te sobresalte. 
      3.       Encontrá un horario  conveniente
Probá con diferentes horarios hasta encontrar el que te resulte mejor para concentrarte.
4.      Sentate en una postura cómoda
La postura ideal para meditar es sentado. No es necesario hacer la postura del loto, ni ningún tipo de “pretzel”, tenés que estar cómodo y con la espalda lo más recta posible. Podés incluso hacerlo sentado en una silla. Para el primer tiempo podés apoyar la espalda en la pared o un respaldo, con el tiempo lo ideal es que la espalda quede liberada, para permitir un mayor flujo de energía. 
Cerrá los ojos y relajá las manos sobre las piernas, no hace falta hacer ningún mudra con las manos (se pueden hacer, pero para empezar mejor no complicarnos, ya los veremos en algún futuro post). Revisá que el cuello no quede tenso y relajá la cara, la lengua.
5.      Empezá de a poco
Para empezar conviene ir de a poco, no hace falta meditar 1hora de una, podemos comenzar con jornadas de 5 minutos y luego ir alargándolas.  Es mejor hacerlo a no hacerlo aunque sea poco tiempo. La intención y la constancia son fundamentales.
6.      Llevá la atención al cuerpo y a la respiración
Es muy difícil calmar los pensamientos y limpiar la mente, por eso hay que darle alguna tarea específica en la que pueda concentrarse.
Los siguientes pasos te ayudarán a meditar:
Cerrá los ojos. Hacé un escaneo mental de tu cuerpo  para ver cómo está, cuáles son los puntos de apoyo de tu cuerpo en el suelo o la silla, si hay dolores, molestias, recorrelo de pies a cabeza. Acomodalo cada vez que necesites. 
Concentrate en la respiración. En cómo el aire entra y sale por la nariz. Tratá de sentir su volumen, su textura, su temperatura cuando entra y cuando sale. Observá las sensaciones que aparezcan en la nariz. Sentí cómo los pulmones se inflan y desinflan. Sólo eso. Cada vez que te distraigas con algún pensamiento o imagen, volvé a observar la respiración, volvé, volvé, volvé… No importa cuántas veces te disperses, no te frustres, la gracia es darse cuenta de la distracción y poder volver y volver.



Espero que este post sea de utilidad para animarte a empezar! Y después contame qué tal te va! ;)


Agostina

martes, 2 de agosto de 2016

Sarva Mangalam


Bhoomi-Mangalam,Udaka-Mangalam, Agni-Mangalam, Vayu-Mangalam, Gagana-Mangalam,Surya-Mangalam,Chandra-Mangalam,Jagat-Mangalam,Jiva-Mangalam, Deha-Mangalam, Mano-Mangalam, Atma-Mangalam,Sarva-Mangalam-Bhavatu-Bhavatu-Bhavatu…


Algo así seria su significado:
Que haya paz en la tierra, en el agua, en el fuego, en el aire, en el sol, en la luna, en todo el planeta, y en el cuerpo, mente y espíritu de todos los seres. 
Que haya paz para todos los seres, en todos lados.


domingo, 1 de mayo de 2016

Clases de Yoga en Caballito





¿ QUÉ BUSCAMOS EN LAS CLASES DE YOGA?

Con la práctica frecuente de diversas técnicas de Yoga, buscamos fortalecer el cuerpo físico, calmar el ritmo de nuestros pensamientos, y conectarnos de manera más sutil con nuestras emociones, para lograr una mayor conciencia del propio ser y poder habitar diariamente un estado de armonía. <3

lunes y jueves 20hs, miércoles 10hs en Espacio Célula

lunes, 4 de abril de 2016

Arte y Yoga para Chicos! de 9 a 13 años.

Buscamos formular un espacio de autoconocimiento donde cada uno de los chicos pueda explorar los cambios de su cuerpo y sus emociones en una edad de plena transformación. 
A través de la práctica de yoga el espacio acompaña al encuentro de una conciencia corporal que mejore la postura, desarrolle la fortaleza, el equilibrio y la flexibilidad. Combinado con técnicas de teatro, música y artes plásticas se busca generar un ambiente de apoyo reciproco, no competitivo, que permita canalizar la energía, descubrirse, fortalecer la autoestima.
En la entremezcla de estas disciplinas y en una dinámica de juego, iremos en busca del vital aprendizaje de la respiración, del desarrollo de la concentración, de la práctica de relajación y de la explosión de la creatividad.

Todos los lunes a las 17.30hs en Espacio Célula (Caballito)


martes, 16 de febrero de 2016

Masaje Vibracional con Cuencos Tibetanos




Las sesiones de masaje vibracional con cuencos tibetanos combinan manipulaciones de masaje zen-shiatsu con toque de cuencos tibetanos sobre el cuerpo y sonido de instrumentos ancestrales como tingshas, tambores, voz, shruti, entre otros.

Los cuencos tibetanos son instrumentos fabricados por aleaciones de metales que producen una vibración armónica que influye de manera directa sobre nuestro campo energético, y ayuda a equilibrar el plano físico, el plano mental y el emocional-espiritual. 
Su vibración calma la mente, relaja y revitaliza el cuerpo y  brinda paz interior.




La vibración de los cuencos sumada al masaje zen-shiatsu nos ayuda a:

  •  fortalecer nuestro sistema inmunitario
  •  aliviar dolores de cabeza, espalda
  •  aquietar la mente
  •  calmar la ansiedad
  •  combatir el insomnio
  •  romper bloqueos emocionales
  •  estimular la creatividad
  •  aumentar la concentración
  •  desarrollar la intuición
  •  lograr sumergirnos en la relajación profunda
  •  alcanzar el estado de meditación
  •  entre otros beneficios...



(Dias y horarios a convenir)

lunes, 11 de enero de 2016

Shanti Mantra

Shanti Mantra o Karuna Mantra

Om

Sarvesham Swastir bhavatu (Que todos los seres sean favorecidos)
Sarvesham Shantir bhavatu (Que todos los seres tengan paz)
Sarvesham Purnam bhavatu (Que todos los seres sientan plenitud)
Sarvesham Mangalam bhavatu (Que todos los seres gocen de prosperidad)
Lokah samastah sukhino bhavantu (Que todos los seres en todas partes sean felices y libres)

Om shanti, shanti, shanti...



viernes, 6 de noviembre de 2015

Respiración Alterna - Nadhisodhana

Este mes quiero acercarles una técnica muy simple, que pueden llevar a todos lados, Nadhi Sodhana, la Respiración Alterna.




Si observamos con atención nuestra respiración, notaremos que a lo largo del día respiramos más por una fosa nasal que por la otra, dependiendo de la hora, la actividad que estemos realizando, lo que estemos sintiendo, la alimentación, entre otras cosas.


Respirar por la fosa nasal derecha permite aumentar la energía física y mental y propiciar el estado de alerta. Respirar por la fosa nasal izquierda activa los mecanismos de relajación y reparación; nos ayuda a bajar el ritmo y encontrar estados de calma.
Al respirar de manera alternada ambos hemisferios del cerebro se oxigenan de igual forma, equilibrando el flujo pránico (de energía vital) en todo el organismo, y generando un buen estado anímico, vitalidad, claridad mental, calma y concentración; permite desbloquearnos en momentos de estrés y confusión, e incluso puede ayudarnos a disminuir o eliminar dolores de cabeza, y a prevenir enfermedades o infecciones en las vías respiratorias.

Cómo se realiza la Respiración Alterna:
  •     Sentate en una posición cómoda, con la espalda lo más recta posible para permitir un fácil acceso del aire a los pulmones.
  •     Llevá la mano derecha a la cara en gesto de Prana Mudra: dedos índice y mayor al entrecejo, dedo pulgar sobre narina derecha, dedo anular sobre narina izquierda y meñique relajado o acompañando al anular (si resulta muy incómodo podés simplemente llevar dedo pulgar a la narina derecha, e índice a la izquierda)
  •     Exhalá todo el aire por ambas fosas nasales hasta vaciar por completo los pulmones.
  •     Inhala por la izquierda.
  •     Con los dedos meñique y anular tapa la fosa nasal izquierda.
  •     Exhala por la derecha
  •     Inhala por la fosa nasal derecha
  •     Tapa la fosa nasal derecha con el dedo pulgar.
  •     Exhala por la fosa nasal izquierda.
  •    Y continuá, siempre inhalando por el lado que acabás de exhalar, buscando que la respiración sea cada vez más lenta y prolongada.




Les recomiendo probarlo en diferentes momentos del día para poder vivenciar los diferentes beneficios. Y si quieren profundizar la práctica les recomiendo ir aumentando de a poco la duración de cada fase, o  hacer Anuloma Viloma Pranayama, que se ejecuta de la misma manera pero agregando una retención de aire (Kumbhaka) luego de cada inhalación (se tapan ambas fosas nasales por un momento), y luego exhalo… y continúo


¡Pónganlo en práctica y cuéntenme qué tal!